Métricas para tu negocio

7 métricas que te ayudarán a mejorar tu negocio

Las métricas, ese concepto que leerás en artículos sobre negocios en Internet, o escucharás sin venir a cuento en una improvisada conversación de bar. Ese concepto que muy pocos sabrían definirte con exactitud, pero que, sin embargo, todos están de acuerdo en su importancia para gestionar cualquier negocio, por pequeño que sea.

Una métrica no es más que una medida estandarizada que nos permite conocer la eficiencia, el funcionamiento, el progreso o la calidad de un plan, un proceso o un producto.

Lo sé, lees el párrafo anterior un par de veces, y lo único que te sugiere es sopor y aburrimiento a raudales. Pero como el uso de las métricas es algo totalmente necesario para gestionar un negocio con éxito, intentaré hacerlo lo más entretenido y didáctico posible.

Si te preguntara por las métricas DAD de tu negocio seguramente no sabrías de qué te estoy hablando. Quizás pensarías que se trata de algún acrónimo esnob, de esos que a veces se lanzan en medio de una conversación de negocios llena de palabras vacías. Y podría serlo.

Sin embargo, DAD es el acrónimo de tres grupos de métricas fundamentales para cualquier negocio: Dinero, Analíticas Web y Dinero (sí, el dinero aparece dos veces – ¡es importante!).

Si conoces con exactitud tus métricas, podrás conocer cuál es el estado real de tu negocio y cuáles son los resultados de tus decisiones empresariales.

Así que, sin más preámbulos, hablemos de métricas.

Métricas diarias: Dinero

¿Serías capaz de decir con exactitud cuánto dinero has ganado hoy? Si has ganado algo, por supuesto 🙂

No pasa nada si no lo sabes. La mayoría de los autónomos y pequeños empresarios están en la misma situación. A menos que sea día de pagos, no tienen ni idea de cuánto dinero han ganado.

A diferencia de nuestros homólogos asalariados, nuestros ingresos son muy irregulares. Y llevar nuestras finanzas al día puede ser, como mínimo, complicado.

Sin embargo, como autónomo o propietario de un pequeño negocio, es más importante que nunca estar al tanto de todo lo que pasa con nuestras finanzas. Saber cuánto dinero has ganado es la principal formar de percatarse si estamos teniendo beneficios o sufriendo una terrible hemorragia.

Te preguntarás porqué necesitas llevar un control diario de tus ingresos, porqué no hacerlo al final de año como todo el mundo. Aparte del resumen que tendrás que hacer sí o sí a final de año, hacer un seguimiento diario te proporcionará tres ventajas:

  1. Aumenta tu motivación. Saber que vas a revisar tus cuentas al final del día actúa como catalizador de tu motivación para lograr hacer un «buen trabajo». No hay nada como tener un poco de sana competitividad, sobre todo consigo mismo.
  2. Tendrás una mayor tasa de consecución de objetivos. Soy un gran fan del establecimiento de objetivos. Y mucho más de la consecución de objetivos. Si asignas una valor numérico a tus objetivos diarios, te esforzarás un poco más para tener éxito (ver punto número 1). Y si fallas, podrás tomar medidas inmediatas para cambiar tus estrategias diarias.
  3. Facilita vivir un mes por adelantado. Cuando sabes exactamente cuando ingresas cada día, tus presupuestos serán mucho mejores. Con el tiempo podrás elaborar el presupuesto «ideal» para vivir un mes por adelantado.

¿No te es posible hacer un seguimiento de tus ingresos diarios? ¿O simplemente no va contigo? Intenta hacerlo por lo menos semanalmente. Siempre podrás tomar tus ingresos semanales y dividirlos por siete para conocer la media diaria.

Métricas mensuales: Analíticas Web

Si estás emprendiendo un negocio por tu cuenta, en esta época lo más normal es que tengas un sitio web.

Aunque tengas el mejor diseño y los contenidos más atractivos, un sitio web no funciona por sí solo. Necesita mucha atención por tu parte. Y tú necesitas conocer a los que están interesados en tu sitio, es decir, quiénes son y como actúan tus potenciales clientes. Por lo tanto, trata de conocer…

Tu tasa de rebote

Dejemos una cosa clara: la tasa de rebote no tiene nada que ver con cuánto tiempo un visitante está navegando en tu sitio. No existe ninguna regla de los 30 segundos que determine si un usuario ha «rebotado» midiendo el tiempo que pasa en tu página de inicio.

La inteligencia colectiva de la Wikipedia define la tasa de rebote como:

«Un rebote […] se produce cuando un navegante abandona el sitio después de haber visto una sola página web, en unos pocos segundos.»

En otras palabras, la tasa de rebote muestra si tu sitio está convirtiendo correctamente. Por conversión se entiende que cuando un visitante accede a una página de tu sitio, ¿sigue explorando más allá o simplemente lo abandona en ese punto? Si tu tasa de rebote es alta, seguramente deberías hacer algunos cambio en tu sitio.

Tiempo medio por visita

Que tu tasa de rebote no tenga nada que ver con el tiempo que un visitante pase en tu sitio, no significa que esta métrica no sea importante. Al contrario, sí que lo es.

Comprueba cuánto tiempo pasan los visitantes de tu sitio, y cuántas acciones llevan a cabo (p.e. cuántos clics hacen para navegar a otras páginas).

Análisis de palabras claves

Aunque después de los últimos cambios en el algoritmo de Google, las palabras claves ya no son lo que eran, todavía siguen siendo importantes y juegan un papel fundamental en cualquier sitio web.

Las palabras claves te proporcionan una idea aproximada de si tu sitio está atrayendo o no a la audiencia adecuada. Porque miles de visitantes no significan nada si no están en tu sitio para comprar lo que tú estás vendiendo.

Por ejemplo, si eres un diseñador gráfico y las únicas visitas que recibes en tu web están relacionadas con las palabras claves «partes de una muñeca de juguete» (que introdujiste en un artículos de tu blog donde comparabas el proceso de diseño con el proceso de fabricación de muñecas de juguete), probablemente tengas un problema para llegar a tu audiencia objetivo. Pero si tus visitas están relacionadas con palabras como «diseñador freelance» o «metodología de diseño», probablemente estés en el buen camino.

Métricas anuales: Dinero (de nuevo)

No importe si eres un lobo solitario o estás al cargo un grupo leal de empleados, hacer un balance de tus activos a final de año es obligatorio para cualquier propietario de un negocio. Mientras el seguimiento diario de tus ingresos es bastante básico, las métricas de final de año deberían incluir:

Beneficio por cliente

Esta métrica separa al bueno, al feo y al malo. Por ejemplo, si descubres que un cliente está por detrás del resto en su cumplimiento de los plazos de pago, entonces este es el momento perfecto para aumentarle tu tarifa o simplemente prescindir de él.

Esta métrica también te ayudará a determinar cuáles de tus servicios o productos generan la mayor parte de tus ingresos. LO cuál te ayudará a saber cuál de tus mercados objetivo es el que te da más beneficios (un pequeño pero valioso dato que podrás usar en tu planificación de marketing para el año siguiente).

Idas y venidas. Hacer un seguimiento del destino de tu dinero es casi tan importante como hacerlo de su procedencia. Si controlas tus gastos tan bien como tus ganancias, serás capaz de determinar fácilmente qué áreas de tu vida son un sumidero de dinero. Esta es la métrica que te ayudará a establecer cuáles son tus prioridades en el presupuesto del año siguiente.

Tendencias mensuales

¿Cuándo dinero ganaste mes a mes? ¿Tuvo tu negocio un aumento significativo de ingresos en algún momento? ¿O una caída relevante?

Puedes necesitar hasta un par de año para reconocer cuáles son las principales tendencias en la evolución de ingresos de tu negocio, pero incluso en tu primer año es muy probable que descubras algunos picos y valles. Toma nota de estos puntos para el año que viene y ahorra durante las temporadas «pico» para que puedas vivir tranquilamente durante las temporadas «valle».

Ingresos totales anuales

Al final, todo gira alrededor de la misma pregunta: ¿cuánto dinero hiciste en total? ¿Fue más o menos que el año pasado? Tus ingresos totales anuales son también un buen indicador de la salud de tu negocio y sus perspectivas de futuro. Si todo va bien, deberías ver al menos algún incremento en tus ingresos de año en año.

Por lo tanto, recuerda hacer un seguimiento de las métricas DAD y verás como mejora tu negocio. Por supuesto, no puedes usarlas como un mero sustituto de un buen asesor financiero, pero sin duda te ayudarán a mantenerte en el buen camino.

* En Quaderno nos encanta ofrecerte información sobre impuestos y contabilidad pero, ¡ojo, no somos asesores fiscales! Si necesitas más información o tienes dudas, te recomendamos que consultes con expertos en la materia.

Ilustración sobre facturación automática

¿Estresado con la facturación y los impuestos? Imagina tener todos los datos para tus declaraciones de impuestos con un solo clic. Con Quaderno podrás calcular impuestos y enviar facturas automáticamente. Sin esfuerzo. ¿Quieres saber cómo? →